Ellas

Hoy me duele todo el cuerpo, pero no la vida, amo la calma entre esta tormenta de incertidumbres, mi cama me jala y la vida me llama, ella, mi yo sin prisa se detiene, se baña de sol, se deja acariciar por el aire y deja que mi largo rizo baile mientras me detengo, sin prisa, sin angustias, sin sueños, solo contemplo la vida. 

Tres semanas de bipolaridad emocional, cuando escribí el párrafo anterior venía de una consulta médica con el cuerpo adolorido y el alma apachurrada, sentarme  a esperar a mi loca Gaby que me leyó el alma y me llevó al cine, el cobijo que me dio fue una caricia al corazón y así cada miércoles.

Mi colectivo uamero feminista que me enseñan de la vida, que me cuidan las finanzas porque soy un desastre sin empleo y con muchos sueños por hacer;  mi Paty Palestino que entre sus luchas siempre me abraza, mi niña Kary que es mi espejo me gusta sostenerla porque me hace más fuerte, porque me enseña y me fortalece,  ella cree que yo  le ayudo pero ella es quien me hace creer que todo va a ponerse chingón.

Aprendí a ser un poco más adulto, aprendí a administrarme, aprendí a andar con doscientos pesos, diría que aprendí a hacer arroz pero salió medio raro, sabroso pero raro, aprendí a lidiar con mi cuerpo y sus dolencias, aprendí de mi tristeza de mi desgano, me lo permití, aprendí que cuando todo parece mejorar, viene una infección en la garganta que te regresa a la cama y al desgano y a no dormir y a llorar porque las noches de insomnio, las lesiones del cuerpo y las infecciones logran una enorme frustración que se calma con un poquito de agua en los ojos.

Tres semanas dónde los golpes de esperanza acompañado de mucho cobijo que amortiguaban la mala etapa emocional que venía a tocar a mi puerta, siempre que estoy vulnerable corro a buscar los abrazos de mi familia, recostarme el en sillón y dejarme consentir por mi amá, esta vez no lo necesité, porque ellas estaban, ellas me acompañaron y ellas me abrazaron.

No quería escribir hasta que el alma me diera la inspiración, pero no debo abandonar este proyecto que quería, no tiene orden, estructura pero tiene alma y corazón, es tan yo  y una vez más ellas aparecieron para que este post tuviera alma y mucho agradecimiento porque la vida sabia me conectó con grandes mujeres,  llenas de abrazo, cariño y un bebé porque Lety que siempre esta aunque no esté me enseña que la vida no apesta y que siempre, tarde o temprano la vida te escucha y te da eso que tanto deseas.

Gracias siempre!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s